Mi Biografía

Atenea Lara

Atenea Lara "Pantera"

¡Es un placer saludarte! Soy Atenea Lara, fundadora de Inspiring Fitness.

Mi historia como fitness coach es un tanto peculiar, ya que jamás estuvo en mis planes. Todo comenzó cuando me fui a estudiar a Canadá y allí, tras varios meses de frío, nieve y muchos roles de canela regresé a México con ¡unos cuantos kilos de más! (14 kilos, para ser exacta).

Hasta entonces, el peso no era un tema tan importante para mí, nunca fui superdelgada, pero tampoco sentía que tenía un problema de sobrepeso; sin embargo, ¡ese año todo cambió! En forma literal me “subí a la rueda del hámster” con la primera (de mil dietas) que hice. Bajaba, subía, bajaba, subía y mantenerme ¡era prácticamente imposible! Entonces decidí hacer una competencia de fitness, pensando que tal vez tener una razón externa y trabajar “bajo presión” me ayudaría para apegarme más a mis objetivos, y ¡así fue! ¡En cuatro meses logré el cuerpo que toda mi vida soñé tener! Abdomen increíble, cero celulitis, piernas de acero, pompas paraditas… ¡todo lo que podría haber pedido!

ateneusio
ateneaus-1f
ateneaus-j1

En esta parte de la historia me encantaría decir: “y así me quedé el resto de mi vida, fin de la historia”, ¡pero no! La verdad es que me fue muy bien, y mi carrera como atleta internacional de fitness siempre ha sido muy exitosa; sin embargo, el llevar a mi cuerpo a ese extremo curiosamente detonó en mí dos cosas: Uno, ¡la sensación de PODER! De ser capaz de lograr todo lo que me propusiera (razón por la que amo este deporte y lo veo como una increíble manera de forjar carácter); pero también una segunda: un estándar irreal de cómo puede lucir mi cuerpo todo el tiempo. Fijé en mi cabeza un estándar de “perfección” y de cómo “debería verme” sin importar el costo, en lugar de entender que existen etapas, no solo en el fitness, ¡sino en la vida en general!

A veces estás motivadísima y te comes el mundo a pedacitos, y a veces no estás en tu mejor momento por una situación emocional o física donde te sientes con un freno de mano. Y, para ser sincera, me costó mucho trabajo y muchos años aprender a manejar la complejidad de la vida diaria, y de mis propias exigencias, pero hoy sé que ¡SÍ SE PUEDE!

Aprendí a amar mi cuerpo independientemente de si se me ve el abdomen marcado o no, a aceptar todas las fases como parte del proceso (incluso “el fracaso”); y también aprendí a trabajar por lo que me parece importante, como sentirme fuerte, en forma y ¡estar contenta con mi apariencia! No tienes que escoger entre ser “delgada miserable” o “con sobrepeso y feliz”. Hoy sé que hay un “lugar feliz” en el que se alinean tus prioridades, tus objetivos y donde también puedes disfrutar la vida.

Ahora me dedico de tiempo completo a ayudar a las mujeres a sentirse, verse y desempeñarse mejor a través de una mejor alimentación y una vida activa, pero estoy convencida de que mi MISIÓN va mucho más allá, mi misión es compartir con ustedes mi camino, mis experiencias, mis tropiezos, incluso mi dolor, para que sepan que no están solas, que entiendo su lucha y que hoy sé que es posible hacer las paces con tu cuerpo, dejar de usar la comida como refugio y cuidar tu cuerpo, porque es el mejor regalo que se te dio en esta vida, ¡un vehículo fuera de serie!

Así que BIENVENIDAS a este espacio, me siento muy afortunada de poder acompañarlas en este “mundo fitness”, tomarnos de la mano y mostrarles ¡todas las cosas que a mí me hubiera gustado saber hace 10 años!

He entrenado a miles de mujeres y he desarrollado un método sostenible comprobadísimo para llegar a la mejor forma de tu vida sin necesidad de dietas extremas, inyecciones, hormonas, anfetaminas, etc. La base es el trabajo duro, la consistencia y la constancia. Las miles de transformaciones Inspiring Fitness demuestran el siguiente punto: ¡los estímulos adecuados pueden cambiar nuestro cuerpo tan dramáticamente que llegue a ser irreconocible!

unspecified